Archivos de la categoría ‘LIBROS RECOMENDADOS’

magic y larry 2

 

Yo era muy pequeñita cuando vi jugar por primera vez a Magic Johnson. Era increible que un hombre tan grande pudiera cruzar la pista driblando tan rápido y acabar con una asistencia salida de la nada.

Leyendo su biografía “Mi vida”, he vuelto a imbuirme en el showtime de aquella época y recordar vivencias extraordinarias.

Magic Johnson nos va a enseñar a través de su EJEMPLO, de la PRÁCTICA, sus CLAVES DEL ÉXITO. No son novedosas. En este blog las podréis haber leído muchas veces. Son un CLÁSICO. Y los clásicos perduran en el tiempo porque siempre funcionan.

Comportarse como lo hizo Magic Johnson es muy difícil. ¿Seríais vosotros capaces?

PACIENCIA

“Durante todo mi tiempo de instituto jugué en el equipo del grado que me correspondía. Y yo esperaba. Sabía que algún día llegaría mi turno.”

Para un chaval de 15-16 años, siendo la estrella de su High-School, os aseguro que la decisión de jugar con el equipo que le correspondía a su edad es ABSOLUTAMENTE ASOMBROSO. Solo hace falta ponerse en situación. Erwin ya era una estrella precoz y supo mantenerse calmado y paciente a pesar de su corta edad. Hoy en día son muchos los futbolistas que quieren acortar sus tiempos y saltarse categorías. Y no hablemos de jóvenes tenistas que saltan de torneo en torneo sin estar aún preparados.

¿Qué hubiera pasado si Magic Johnson se hubiera precipitado?

TRABAJO DURO

“Mis padres creían en el trabajo. Papá no era partidario de que a nadie se le diera algo que no se hubiese ganado con su trabajo”.

“Aunque la clase es importante, no hay nada en el mundo que pueda superar a una buena preparación y al trabajo duro”.

“Hay jugadores que se toman el entreno con tranquilidad. Nunca entenderé esa mentalidad. Siempre lo hice con la misma intensidad en los entrenamientos que en los partidos”.

Pensad por un momento la cantidad de veces en las que esta ética de trabajo sublime podría haber sido puesta en cuestión. Magic podía pensar “ya he ganado muchos anillos; soy el mejor; estoy en la cima; no tiene importancia relajarse un poco; soy rico…”

¿Qué hubiera pasado si Magic Johnson hubiera dejado de trabajar?

DETERMINACIÓN

“Hasta donde alcanzan mis recuerdos mi vida siempre estuvo ligada al baloncesto. No sentirme nunca satisfecho con mi juego. Trabajar constantemente para hacerme mejor. Tomé la determinación de ir lo más lejos que me fuera posible”.

Estas frases son una auténtica declaración de intenciones. Tienen exactamente todos los elementos necesarios para conformar la mentalidad ganadora. Me entusiasma la palabra DETERMINACIÓN. ¿Y cómo se define? Pues tal y como lo explica Magic Johnson: pasión, trabajo constante y exigencia.

¿Qué hubiera pasado si Magic Johnson no hubiera puesto determinación en su vida?

DISFRUTE

“Cuando el entrenamiento resultaba aburrido, yo encontraba la forma de hacerlo divertido”

¡Sin palabras! La capacidad de conseguir que una tarea rutinaria, mecánica o repetitiva se vuelva excitante es impagable en un deportista de élite. Y sólo puede conseguirse si tienes claro tu objetivo, te apasiona tu deporte y tienes determinación.

¿Qué hubiera pasado si Magic Johnson se hubiera aburrido?

Estos son algunos de los ejemplos prácticos del día a día de este mito del baloncesto mundial. Sobre el papel todo parece fácil. Ponerlo en práctica es lo que hace que el deporte de élite solo sea posible para los elegidos.

Magic Johnson comparte su sabiduría. Os invito a imitar, imitar e imitar…

51jandro_770

No conozco personalmente a Jandro, ni tengo interés en hacerle publicidad gratuita, pero tengo la sana costumbre de felicitar a las personas cuando me gusta lo que hacen.

“La Oreja Verde” es un libro divertido, fácil de leer y difícil de poner en práctica. Me encanta su sentido del humor, quizá porque yo no tengo mucho…

Desde el ámbito de la Psicología del Deporte, me parece muy recomendable, y más en estos días de tanta tensión.

A mi me gusta especialmente el capítulo 6: SABER QUE PUEDES. Y os explico por qué.

Cuando trabajas en terapia y te encuentras con problemas de AUTOESTIMA y AUTOCONFIANZA, sueles observar que la persona SOBREVALORA todo el tiempo a los demás y a sus circunstancias y, por el contrario, se INFRAVALORA a él mismo y sus capacidades.

Por eso me encanta Jandro y su estrategia “todos hemos hecho alguna vez algo extraordinario”. Es una manera de romper ese INFRAVALOR. Encontraréis más estrategias en el libro, pero eso lo dejo a vuestra CURIOSIDAD.

“Todos hemos hecho alguna vez algo extraordinario”. Lo repito. No importa lo que sea. Y cuando ocurre ese momento, todo se vuelve mágico. Y como bien dice el mago valenciano, si lo conseguimos una vez, ¿por qué no se va a volver a repetir?

La cuestión es no olvidar aquellos éxitos que tuviste para que te sirvan de motor. Pero ¡ojo! de motor y no de complacencia…por si acaso…

También es importante recordar qué conductas realizaste para llegar a ese éxito. Si crees que fue la SUERTE, tenemos un problema. Si crees que fueron las ganas, el dejar las excusas a un lado, el aprender lo que no sabías, el intentarlo y el buscar tu propia forma de hacerlo… ¡REPÍTELO! Y a ver qué pasa.

Alejandro acaba el capítulo diciendo “que nadie os diga lo que sois o no capaces de hacer”.

Abrid vuestro radar y detectar aquellas personas que de manera directa o indirecta, siempre “por vuestro bien”, intentan sabotearos. Huid del “ya te lo dije”, “no lo conseguirás”, “no pierdas el tiempo y madura” En muchos casos proviene de gente mediana que no quiere el bien de los demás si el suyo se ve amenazado.

No digo que seáis kamikazes. Sed grandes pilotos de vuestras vidas.
¿Nos sacamos el billete?

imagesCAMYPNEE

En estos días se han escrito ríos de tinta sobre la actuación de la Selección Española de Baloncesto en el Europeo disputado en Eslovenia. Más allá de buscar culpables o felicitar por el trabajo bien hecho, me gustaría aprovechar lo ocurrido en la competición para proponer una lectura altamente interesante que nos invite a reflexionar y a sacar nuestras propias conclusiones.

Me ha venido a la mente el libro “Canastas Sagradas” (1995) de Phil Jackson a raíz de la constatación empírica de que la Selección Española no ha sabido jugar ninguno de los momentos importantes bajo presión a los que se ha enfrentado. Soy consciente de que los motivos que han causado esa realidad son varios y no voy a entrar a hablar sin conocer todos los datos. Simplemente evoco esta lectura de uno de los grandes del baloncesto, que se ha visto envuelto en situaciones similares miles de veces.

Imagínate en un pabellón con capacidad para 15.000 personas lleno a rebosar. El partido llega igualado a sus últimos compases. El entrenador pide tiempo muerto. Tu corazón se va a salir por la boca. Te sientas, agitado, con la cabeza llena de pensamientos, que pasan raudos ante ti. Tienes unas ganas locas de vencer. ¡Te falta tan poco! Ahora imagínate que el entrenador te obliga a estar en silencio, contigo mismo, buscando y recuperando esa imagen, ese recuerdo, ese momento que te hace sentir bien, en paz contigo mismo: “tu lugar seguro”.

UNA VEZ RECOBRADA LA CALMA ESTARÁS MEJOR PREPARADO PARA JUGAR MEJOR.

Esta es una de las experiencias que cuenta Phil Jackson en su libro. El llamado Maestro Zen ha llegado a ser uno de los mejores entrenadores de todos los tiempos y una cosa que reconozco me encanta de él es el uso de la MEDITACIÓN Y LA LECTURA entre sus métodos.

¿Y cuáles son los beneficios de la meditación para que haya seguidores tan distinguidos como Phil Jackson o Michael Jordan?

– MEJORA LA CONCENTRACIÓN
– INCREMENTA LA RESISTENCIA AL DOLOR
– REDUCE LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS
REDUCE EL ESTRÉS
– ESTABILIZA LAS EMOCIONES

¿No os parece que estos beneficios son altamente deseables en el deporte de alto rendimiento?

Abogando por la combinación DEPORTE, MEDITACIÓN Y LECTURA, y con la primera cita de “Canasta Sagrada”, os dejo pensando…

“Como la vida, el baloncesto es confuso e impredecible. Tiene su manera de ser contigo. No importa lo mucho que desees controlarlo. El truco es experimentar cada momento con la mente clara y el corazón abierto. Cuando haces esto, el deporte -y la vida- se cuidarán de sí mismos.”

Tarahumara runner, Urique Marathon
Los días largos de verano son idóneos para poder realizar aquellas actividades que, en la vorágine del día a día, postergamos para un momento mejor. Una de mis actividades favoritas es leer.

Un manuscrito con la foto de un hombre mirando hacia el infinito desde lo alto de una montaña me estaba esperando desde hacía un par de meses. No le había hecho ni el más mínimo caso, pero como muchas cosas en la vida, ahí estaba ante mi, humilde y callado, paciente, esperando a ser compartido.

NACIDOS PARA CORRER, de Cristopher McDougall es una experiencia que conmueve. Tanto si sois fervientes runners como si no, os recomiendo que le echéis una ojeada y os dejéis llevar por su encanto.

En un extracto del libro se lee: “Ese era el verdadero secreto de los Tarahumaras: no habían olvidado nunca cuánto amaban correr. Recordaban que correr era la primera forma de arte de la humanidad. Las carreras de larga distancia eran indispensables: sobrevivimos y nos extendimos por todo el planeta. Teníamos que amar correr porque, de lo contrario, no hubiéramos vivido lo suficiente para amar nada más. Todos nacimos para correr; todos nacimos porque podemos correr. Todos somos la Gente que Corre.”

Simplemente genial.

En el mundo actual, tan desconectado de la naturaleza y de nuestros orígenes, correr se ha convertido en algo inútil para muchos y en algo artificial y codicioso para otros. Ha pasado de ser un acto de amor, arte puro, a un negocio más.

Todavía tenemos la oportunidad de cambiar. Las sociedades occidentales se están autodestruyendo mediante la pasividad y la inacción. Cuánto más inactivos estamos, más cansados y enfermos nos notamos. Cuánto menos activos estamos, más depresivos y mezquinos nos volvemos. No queremos ser masas amorfas que no puedan dar un paso más y se enclaustren en habitaciones oscuras con pantallas tintineantes que simulen el mundo real.
¿O sí?

El placer de atarse unas zapatillas corrientes y salir disparada a conectarse con el entorno es una sensación que engancha. Torrentes de endorfinas sacuden tu cuerpo y te empujan. Yo no corro en ciudad ni en cemento…siempre que puedo. Me las ingenio para subir al monte y eliminar esos ruidos urbanos que tanto mal hacen. Tampoco uso esos ipods de última generación ya que cuando corro me gusta estar corriendo, no haciendo otra cosa…
Sí,lo reconozco, es otra batalla personal contra el “homo multitask”; no por hacer más cosas a la vez eres mejor…

Hasta aquí todo bonito pero no puedo olvidarme de todos esos amigos y familiares que rehuyen siquiera hablar del tema. “Correr es de cobardes o de tontos”, “o me pones una pelotita delante o no corro”, “es la cosa más inútil y cansada que NO haré nunca”…

¿Por qué hay gente que odia correr?

El cerebro.
Esa gran máquina perfecta que nos ha hecho sobrevivir a millones de años. El cerebro, que aunque no nos lo creamos, sigue cuidando de nosotros y de nuestras posibles amenazas. Por eso trata siempre de mantener sus reservas de energía…por si tuviéramos que salir pitando. Debido a ello nos pedirá que hagamos las cosas con la máxima EFICIENCIA posible, para ahorrar energía.
Miles de años atrás funcionábamos de otra manera. Si disponías de un segundo para descansar y reponer fuerzas, debías hacerlo para sobrevivir. Hoy en día nos hemos convertido en la raza del descanso como forma de vida. Y si cambiamos nuestra forma de funcionar, rompiendo con aquello para lo que estábamos programados, el resultado lo tenemos en las calles del primer mundo.

Así pues, siempre que quieras, TE INVITO a CONCIENCIARTE del cambio que correr podría significar en tu vida, CONECTARTE CON TU INTERIOR Y ANTEPASADOS, PEDIR AYUDA si es necesario, crear un PLAN PROGRESIVO y CONSTRUIR TU NUEVO HÁBITO. Te ayudará a forjar el carácter, estar más sano y ser mejor persona.

Y recuerda, no corras CONTRA nadie ni CONTRA nada; corre con AMOR y por AMOR.

Y parafraseando a McDougall, “Así de sencillo. Porque si no creemos que hemos nacido para correr, no solo estamos negando la historia, estamos negando lo que somos.”

Todos Somos La Gente Que Corre.