Archivos de la categoría ‘APLICACIÓN AL DEPORTE DESDE OTRAS DISCIPLINAS’

retirada deportiva

Estamos en un momento de la temporada donde en muchos clubs de diversas disciplinas deportivas se están tomando decisiones importantes respecto a l@s jugador@s que han integrado o integrarán las diferentes plantillas . En otras palabras, llegan los temidos descartes . Y es especialmente intensa  la vivencia que se hace desde el deporte formativo, sin importar el nivel de l@s chic@s que lo viven. Son jóvenes que se enfrentan a quizá una de sus primeras decepciones vitales y estar bien preparado para ello hará que la experiencia sea a la larga enriquecedora.

Para todos aquell@s deportistas que hayan vivido o vivan “un descarte”, van dirigidas estas palabras.

  • Tienes derecho a experimentar las emociones que consideres oportunas. ¡Faltaba más! Rabia, tristeza, impotencia, desazón, alivio, alegría… Todas ellas tienen su función. Así que déjalas ir. Eso sí, no te recrees tanto en ellas que hagas de esta situación pasajera y necesaria tu nuevo mundo mental. Que no dure más de lo que tiene que durar.

  • No te enredes con la justicia. Nadie es perfecto. Algunas veces tendrás razón, otras muchas no, aunque ahora no lo veas. La cuestión es que si te centras, si pones el foco en la justicia, no tendrás energía para ponerla donde toca: en aprender.

  • Aprende. Por favor, aprende. Piensa qué podrías haber hecho mejor. Piensa si aún así tu nivel no es suficiente. Piensa qué necesitas para mejorar. Piensa si has tenido una actitud exquisita cada uno de los días que has estado entrenando. Piensa cuánto has mejorado desde que llegaste. Piensa que harías igual y qué cosas cambiarías. Pide ayuda si no te aclaras. ¡Aprende!

  • ¿Qué pasa si tienes Talento? Si lo tienes y caminas…no importa el camino. Una pequeña decepción puede ser un acicate. Igual necesitas más tiempo, igual necesitas otro entorno… No importa, mientras camines. Pero ¡ojo! que caminar es ser constante, saber sufrir, ser disciplinado, intenso, exigente, valiente, determinado, respetuoso con los demás, enfocado e intencionado. ¡Camina, talentoso, camina… !

  • ¿Qué pasa si tienes poco Talento?  Si eres de este grupo, date cuenta pronto. Porque tienes una desventaja.  Sé inteligente y camina más y mejor. Persevera y estira tus límites. Tienes que ser concienzud@ y aceptar que al final, si el talentoso hace lo mismo que tu, te superará. Pero créeme, he visto tantos talentosos no conseguirlo y tantos otros con menos talento lograrlo que… acepta lo que tienes y no te quejes. ¡Camina!

  • Espero que te apasione tu deporte. Que seas muy feliz practicándolo. Que sueñes con él. Que disfrutes entrenando. Porque solo así podrás cumplir los puntos de arriba. Camina…si es lo que de VERDAD quieres.

ethnic_crossroad_by_markpiet1

 

Ahora que llega el final de temporada y los diferentes deportistas de equipo están acabando sus temporadas, llega el momento de empezar a pensar en la próxima temporada. Si las cosas han ido bien, ahora empieza la primera parte de la nueva temporada. Llegan los temidos meses de decisiones e incertidumbres. ¿Dónde voy a jugar? ¿Me quedo aquí? ¿Puedo pedir más dinero? ¿Qué me conviene más?

Muchos deportistas, los profesionales, disponen de agentes deportivos que les facilitan el trabajo. Otros muchos, más amateur, no los tienen pero aún así deben NEGOCIAR aspectos que para ellos son importantes.

Ya seas deportista, agente o directivo aquí te explico unos detalles psicológicos que te podrán ayudar a NEGOCIAR MEJOR.

¿Qué tipo de negociador eres basado en tu personalidad? (W. Thomas & R.H. Kilmann)

1. Competitivo: busca satisfacer sus intereses personales sobre los intereses ajenos. Asertivo y poco cooperador.
2. Evitador: busca evitar el conflicto y no lo afronta. Luego no es ni asertivo ni cooperador.
3. Acomodador: se acomoda a lo que la otra persona propone. No lleva la iniciativa. Poco asertivo y sumamente cooperador.
4. Colaborador: busca encontrar soluciones que satisfagan los intereses de ambas partes. Es creativo a la hora de negociar. Papel excelente para los mediadores. es tanto asertivo como colaborador.
5. Comprometedor: busca un punto intermedio en que las partes están satisfechas, pero parcialmente. Es moderadamente asertivo y moderadamente cooperador.

Recordemos que no somos estrictamente de una manera, pero si tendemos hacia ella. Así cada uno de nosotros podrá haber negociado diferente a lo largo de nuestra vida pero tenderemos a hacerlo de una determinada manera.
Si te has ubicado ya en uno de los cinco perfiles negociadores, podrás intuir cuales son tus puntos fuertes y débiles a la hora de negociar. Si eres competitivo, tenderás a fijar el valor inicial en la negociación (ser el primero en hablar) y no harás muchas concesiones. Porque solo te interesa tu posición o la de tu representado. Tu mayor riesgo será que o bien se rompa la negociación por agresivo o que hayas establecido un punto de partida (primera oferta) muy alta o muy baja, haciendo imposible las maniobras posteriores. Si eres comprometedor, en cambio estarás atento a la otra parte y aceptarás que la otra parte hable primero y desde esa cifra intentarás llegar a un punto intermedio. Sueles acabar con la sensación de “con lo que había he hecho lo que podía”. Este tipo de estilo negociador funciona en casos donde la primera oferta es inamovible o la información relevante es conocida.

Si quieres saber más detalles sobre el arte de negociar, mejorar tus habilidades negociadoras y optimizar tu potencial, te invito a entrar en themindsetfactory.com o contactarnos en info@themindsetfactory.com y te explicamos a través de técnicas extraídas del Poker profesional y de la Psicología, como convertirte en un gran negociador, para tu trabajo y/o para la vida. Al fin y al cabo nos pasamos la vida negociando.

Esta es una situación de valor esperado positivo. ¡No la dejes escapar!

opti

El optimismo tiene múltiples beneficios. Corren ríos de tinta sobre sus bondades. Todos de alguna manera queremos ser optimistas o al menos rodearnos de gente que lo sea.
Hoy os voy a hablar, sin embargo, de alguna desventaja que viene de la mano del optimismo. Dicha desventaja es el exceso de confianza que muchas veces habréis identificado en la gente optimista y que puede llevar a que tomen decisiones más arriesgadas de lo que deberían o subestimen su parte de responsabilidad en el error provocado por alguna actuación suya.
Seguro que a muchos de nosotros se nos vienen a la mente conductas de nuestros “seres positivos” que se acercan al patrón descrito.

A nivel individual, evitar que estas actuaciones pasen suele ser difícil ya que la persona optimista tiene un sistema de creencias que le lleva a actuar de esta manera. Como son más los beneficios que observa día tras día de su patrón de comportamiento, el arriesgarse de más o el a veces parecer prepotente no le inquieta lo suficiente como para movilizarse y cambiar. De echo, ¡pocas veces se da cuenta de ello!

A nivel empresarial si que se ha intentado domar este exceso de confianza propio de liderazgos optimistas mediante el método PRE MORTEM ideado por Gary Klein. Dicho método consiste en lo siguiente:

  • la organización toma una decisión importante pero aún no la aplica.

  • reúne a individuos expertos sobre dicha temática para trabajar lo siguiente.

  • Contenido reunión: “Imaginaos que ha transcurrido un año. El plan puesto en marcha como lo acordamos. El resultado fue un desastre. Tenéis de 5 a 10 minutos para escribir una breve historia sobre el desastre”.

 

¿Qué beneficios tiene esta técnica?

  • frenar el pensamiento grupal: si un grupo toma una decisión (en especial si proviene del líder), las dudas pueden ser tomadas como deslealtad. ¡Y las dudas son necesarias porque te llevan a posibles escenarios alternativos!

  • impulsar la imaginación: libera a los expertos para que piensen posibles riesgos de la propuesta independientemente que estén a favor o no de ella. Eso o ¡invitar a expertos pesimistas!, que suelen ser muy avispados a la hora de buscar riesgos y problemas.

  • eliminar el exceso de confianza.
  •  

Aplicaciones

 

  • empresa: ya se lleva desarrollando esta técnica desde hace mucho tiempo, ayudando a la toma de decisiones.

  • deporte: sobre todo para los cada vez más extensos staff técnicos, donde el líder (el entrenador) pocas veces es confrontado, me parece una herramienta de gran utilidad.
  •  

La conclusión final es la de siempre. Conoce a las personas con las que trabajas. Dependiendo de sus rasgos de personalidad, de su sistema de valores y creencias, de cómo ven y entienden el mundo, podrán ayudarte a ti o a la organización donde trabajéis. ¿Cómo son? ¿Qué les hace vibrar? ¿Cuáles son sus necesidades?¿Dónde encajan mejor?…

Después ya aplicaremos técnicas y demás…

(*) alguna información proviene del libro “Pensar rápido, pensar despacio” de Daniel Kahneman

 

Son muchos los estudios que muestran las indudables ventajas del trabajo en equipo. Se ha demostrado que el “teamwork” ayuda a alcanzar mejores resultados y reporta mayor satisfacción en el trabajo. Es cierto que, como bien apunta Patricia Ramirez en su artículo “Tres desventajas de trabajar en equipo”, no es oro todo lo que reluce y hay veces que es mejor trabajar solo.

Ahora bien, si después de analizarlo decidís que para lo que os proponéis optáis por trabajar en equipo, seguro que os interesará saber un poco sobre el Proyecto Aristóteles, que impulsó Google en 2012.

Esta gran compañía, haciendo uso del BIG DATA, se propuso encontrar patrones que ayudaran a dilucidar por qué unos equipos funcionaban mejor que otros. Para ello analizaron millones de datos de miles de grupos de trabajo de todo el mundo. Esto es, resumidamente, lo que encontraron.

hakas-maories-todavia-epicas-lluvia_PLYIMA20140401_0017_9

 

  • NO IMPORTA LA COMPOSICIÓN DEL GRUPO: pueden funcionar igual grupos que socializan fuera del trabajo o grupos que no lo hacen. Pueden funcionar igual grupos con un liderazgo autoritario o grupos con un liderazgo más democrático. Da igual que los miembros del equipo sean más o menos tímidos, sociables… Todos pueden llegar a funcionar bien o mal.

 

  • LAS NORMAS GRUPALES NO ESCRITAS SON LA CLAVE: cada grupo tiene las suyas propias. En su calidad y efectividad radica la diferencia. Las normas no escritas tienen que ver con aspectos como la manera de abordar el fracaso, el incentivar nuevas ideas o la forma de comunicación.
  •  

  • LO IMPORTANTE ES CÓMO LOS MIEMBROS DEL EQUIPO SE TRATAN ENTRE SÍ: se da mucha importancia al hecho de que todos los miembros hablen en la misma proporción al finalizar el día. No importa que se de de forma natural o impulsada por el líder. Otro aspecto a destacar es la habilidad de captar cómo se siente el otro en base al tono de voz, expresiones y lenguaje corporal. O sea, ser un experto en empatía.
  •  

  • ESPACIO DE SEGURIDAD PSICOLÓGICA: percepción de que dentro del equipo todos se pueden arriesgar, equivocarse, proponer y ser ellos mismos sin temor al ridículo. Y donde se puede hablar de asuntos espinosos (si se quiere), no solo  relacionados con el trabajo y la eficiencia, sino también de la vida personal si así se desea.
  •  

    “THE TEAM WORKED WHEN WE ALL FELT LIKE WE COULD SAY ANYTHING TO EACH OTHER”

    “THE TEAM WORKED WHEN NO ONE WORRIED THAT THE REST OF THE TEAM WAS JUDGING THEM”

    Estos datos no hacen más que refrendar aquello que he podido vivenciar en los años de carrera deportiva profesional. El secreto no está donde aparentemente todo el mundo busca. Más bien radica en las normas no escritas que cada grupo inventa para funcionar y en ese espacio de seguridad, si es que lo hay, donde cada miembro puede SER O NO SER.

     

     

    festival_paracaidismo_puerto_rico[1]

    Leía en El Pais un artículo sobre Michael Tomasello, codirector del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y me fascinaron algunas de las conclusiones de sus investigaciones. La primera es que nuestra capacidad para cooperar y conectar nuestras mentes es lo que nos separa de otros animales.

    En algún momento de nuestra evolución tuvimos que cooperar para sobrevivir. Y por eso entendemos mejor que nunca frases como “el todo es más que la suma de las partes”, “el yo al servicio del nosotros” o el altruismo como conducta sanadora en religiones como el budismo.

    En el mundo del deporte y la empresa es importante impactar con este mensaje. Hacer entender que colaborando, los miembros de un equipo deportivo o una organización van a obtener más beneficios y rendir mejor no es tan fácil porque, como dice Tomasello, a veces somos generosos y a veces egoístas, dependiendo de la situación.

    Seremos egoístas cuando:

    • Nos encontremos en un grupo donde algunos de sus miembros no colaboran lo suficiente o simplemente nada para que el grupo funcione. Son los denominados parásitos o aprovechados. Personas que leen muy bien la situación grupal y se aprovechan del trabajo de los demás. En este caso, el responsable del grupo (entrenador, director) debe tomar cartas en el asunto o el resto de miembros dejará de trabajar y todo se derrumbará como un castillo de naipes.

    (*) no se considera aprovechado a aquel miembro que haciendo poco genera mucho para el grupo.

    • La gente cuando coopera tiende a repartir lo conseguido con justicia. Cuando no cooperan, nos molesta mucho. Los jugadores del equipo, los trabajadores del departamento de marketing, al cooperar y realizar sus funciones con total entrega, se asignarán con equidad los triunfos de su trabajo. El problema radica en aquellas situaciones en las que un parásito no ha hecho nada. El grupo lo aguantará en sus filas y se provocará un malestar. Si el responsable no actúa al respecto, al final los componentes del grupo tomarán cartas en el asunto, rindiendo menos. Esto me recuerda al poco éxito de formas de organización económicas comunales o al asunto catalán, donde la percepción de unos miembros sobre lo que cooperan otros miembros, provoca la situación actual.
    • ¿Quién no ha visto luchas entre departamentos de la misma organización o la desconfianza entre los miembros de un equipo cuando se integra alguien nuevo? Como dice Tomasello, nuestra capacidad de cooperar surgió en pequeños grupos y por eso desconfiamos de los extraños. Tenemos que aceptar que hay gente que no se fíe de los de fuera de su grupo. Y si ignoramos esa realidad vamos a tener problemas. Gracias a la plasticidad cerebral, esa tendencia puede ser cambiada con esfuerzo e inteligencia. Tendremos que cambiar percepciones y normas sociales. Y también podemos empezar en nuestro ámbito de influencia directa -nuestro grupo- a detectar aquellos miembros más desconfiados y llevarlos poco a poco a un terreno donde se encuentren seguros y puedan empezar a colaborar. (*) lo fácil es excluirlos a la primera.

    Ahora que ya sabemos un poco más por qué nos comportamos de una determinada manera, podremos, analizando la situación particular de cada uno, establecer la mejor estrategia para liderar nuestros grupos y conseguir extraer el máximo potencial, tanto individual como colectivo.

    ¡A estrujarse la cabeza!

    crossfit

    Existen algunos trucos basados en la neurociencia que nos pueden hacer más satisfactoria la vida. ¿Cuántas veces hemos diseñado en nuestra cabeza ese plan para perder kilos, ponernos en forma o aprobar esas asignaturas que se nos resisten? Para lograr todos esos propósitos necesitamos pasar mucho tiempo realizando una actividad, ya sea hacer una dieta, tener hábitos saludables o estudiar muchas horas.¡Y muchas veces no nos apetece realizarlas!

    ¿Cómo nos puede ayudar en esta tarea la ciencia? Os explico a continuación dos ideas que podéis utilizar y funcionan exquisitamente.

    CAMBIO DE CREENCIA
    Conseguir algo consiste en un PROCESO que requiere TIEMPO y ESFUERZO. Si no se acepta esta idea, cualquier tipo de cambio será prácticamente imposible. Ah! Recuerdo que los parches no son cambios genuinos.
    Hoy en día, atendiendo precisamente a trucos diseñados por el neuromarketing, nos intentan vender la idea de que se pueden conseguir las cosas rápidamente y sin esfuerzo. Y además, si las consigues de esta manera serás más listo y feliz que los demás. Desde ganar dinero desde un sofá de TV a adelgazar en 3 días. Potente, ¿verdad?
    Si tienes programado el cerebro de esta manera, buscarás soluciones cortoplacistas y fáciles. Tu eliges. Pero luego sé consecuente con los resultados.

    FEEDBACK CONTINUO
    Uno de los motivadores más potentes que existe es la GRATIFICACIÓN INMEDIATA. Si ante cualquier acción que hagas, enseguida tienes información de que lo que estás haciendo funciona, te acerca a tus objetivos o te produce placer, repetirás esa conducta sin parar. Por eso el deporte engancha tanto. Continuamente estás recibiendo información de cómo lo estás haciendo (si chutas un penalti o tiras un tiro libre, en el mismo momento ya sabes si lo estás haciendo bien o mal). Disciplinas como el crossfit están arrasando en el mundo entero porque sus practicantes notan mejorías muy rápidas y drásticas en sus cuerpos y en sus rendimientos, que les motivan poderosamente a seguir ejercitándose.

    Luego si quieres adherirte a tu nuevo hábito o conseguir tu objetivo, procura que en tu plan para conseguirlo haya miles y miles de feedbacks inmediatos. En definitiva, que sepas casi en cada momento que vas por buen camino.

    Y ahora solo es cuestión de ponerlo en práctica. Con buena energía.

    “ESPERAR QUE LA VIDA TE TRATE BIEN POR SER BUENA PERSONA ES COMO ESPERAR QUE UN TIGRE NO TE ATAQUE POR SER (TU) VEGETARIANO,”

    bruce-lee-4

    Me encanta Bruce Lee y la sabiduría que llegó a compartir con sus enseñanzas de las artes marciales. Esta frase es una de mis favoritas. Es de una gran potencia visual y encierra una sabiduría sublime.
    ¿Qué hay detrás de esta frase tan bien construida?

    LA VIDA NO ES JUSTA
    Esta es una idea que haríamos bien en aceptar lo antes posible. En ningún sitio está escrito que las actuaciones justas lleven siempre a consecuencias justas. Nuestra mente ha establecido una serie de relaciones causa-efecto que distan mucho de la realidad. Si eres buena persona, es probable que mucha gente te respete por eso, te ayude y te quiera. Pero habrá mucha otra que no. Si eres buena persona, eso no te garantiza una vida más o menos feliz. El problema radica en EXIGIR que por ser bueno, la vida te trate bien. ¡No lo hagas!

    HAY QUE ACEPTAR LAS COSAS COMO SON
    La naturaleza del tigre es atacar y comer carne si tiene hambre o está amenazado. No se puede cambiar. Ni tu ni nadie. Nos parece hasta estúpido pensar que podríamos cambiar los hábitos del tigre ¿verdad? En cambio, cuesta más comportarse de una manera lógica en situaciones que nos afectan en el día a día y tienen el mismo sustrato. Pensemos en aquella persona que se queda anclada en una ruptura años y años y no logra pasar página pensando en el ser amado. O aquellas personas que se rinden a la magia del bisturí para combatir el paso del tiempo…

    NO EXIJAS SER QUERIDO POR TODOS Y TODO
    Ser buena persona no te garantiza que los demás te traten bien. ¿Por qué gastas energía en que todos te acepten? Es un IMPOSIBLE. De la misma manera que un tigre no dejará de comer carne, tu tampoco serás aceptado por todo el mundo. So, what?
    Sigue siendo buena persona porque te sale de dentro y no EXIJAS nada a cambio. ¡Ya verás qué descanso!

    HAZ LAS COSAS POR AMOR, NO POR INTERÉS
    El amor es el motor que mueve el mundo. Lo diré una y cien veces. A los comerciales con los que trabajo es lo primero que les explico. ¡Y no les va nada mal! Así pues actuar con amor no garantiza nada, pero te hace sentir más tranquilo contigo mismo. Y en estos días de estrés y dudosos valores, es una bocanada de aire fresco.

    ¿Y cómo puedo aplicar estas enseñanzas al deporte?

    “Entenderé que no siempre puedo salir a jugar aunque haya entrenado al 100% los últimos tres meses sin descanso y sin oportunidad tampoco. Entenderé que me tengo que esforzar al máximo para dar todo lo que tengo y que, aún así, puede que no tenga premio. Persistiré pero no me vendré abajo, porque entiendo cómo funciona la naturaleza de las cosas”.

    “No estaré pendiente de mis sponsors y admiradores. No me preocuparé de agradar a todos. No me enfadaré si la prensa me critica. Es normal. No puedo ni quiero ser querido por todos. Me acepto como soy y así acepto a los demás.”

    “Colaboraré en vez de competir contra mis compañeros de equipo. Porque de esta manera me sentiré mejor todas las noches. Y si estoy relajado y feliz, en el terreno de juego también mostraré mi felicidad. Y los equipos felices rinden muy pero que muy bien.”

     

    Y así hasta el infinito…