Archivos de la categoría ‘TENIS’

Lost game. Disappointed tennis player.

¡Piensa adaptativamente!

 

Pensar es una de las actividades que más placer otorga. Gracias a esta capacidad que hemos desarrollado a lo largo de los años hemos sobrevivido como especie y estamos en la senda de una continua revolución. Luego pensar engancha. Y lo hacemos muy bien.

Pero se está produciendo un fenómeno donde, ante una situación que catalogamos como “complicada”, nuestros pensamientos dejan de ser constructivos, creativos y centrados en la búsqueda de soluciones y se transforman en una sucesión de ideas negativas, que ponen el foco sobre el problema que nos preocupa y se hacen cada vez más grandes, generando una sensación de frustración, tristeza y ansiedad, que nos lleva a interpretar cada vez peor lo que nos está sucediendo, llegando a distorsionar la realidad e hiriendo directamente nuestra autoestima.

Es el caso del jugador/a que no encuentra las “sensaciones” cuando salta a la pista y eso desencadena un diálogo interno recurrente donde transita del “no me siento bien hoy” al “soy el peor jugador/a de la historia y jamás podré hacer nada por cambiarlo”. Este tipo de pensamientos le invade en cualquier momento, mientras descansa, cuando está comiendo, a la noche…y es agotador. Y ya sabemos lo importante que es gestionar la energía en el deporte profesional…

Cuidado porque la rumiación se puede convertir en un hábito muy fácilmente. Y puede derivar en cuadros depresivos, adicciones, problemas de salud si su incidencia es habitual en nuestra forma de funcionar.

¿Qué podemos hacer para parar estos pensamientos circulares y repetitivos?

1. DESPERSONALIZAR: tu eres tu, y tus pensamientos, emociones y acciones son eso, pensamientos, emociones y acciones.

2. CONSCIENCIA: para modificar algo primero hay que saber qué existe. Detecta cuando estás entrando en “modo rumiación”.

3. DISTRACCIÓN: en el momento que se desencadene el proceso, cambia tu foco atencional realizando cualquier actividad. Cuanto más te guste o más antagónica sea con el proceso de pensar, mejor.

4. MINDFULNESS: son válidas cualquiera de las técnicas que nos permitan estar en el presente (yoga, respiración, meditación…)

5. PRACTICA: esta es la más importante de todas y la que más cuesta. La teoría todos nos la sabemos, más o menos. Es cuando llegamos al “terreno de la verdad”, como a mi me gusta llamarlo, cuando todo se difumina. ¡Practica! Yo estoy en ello 😉

PISTA_DE_TENIS_MEDIA_XL680

Os voy a contar un secreto. ¡Todos los grandes tenistas tienen miedo a fallar! No os creáis que solo vosotros experimentáis esa sensación de acortamiento muscular, esa tensión en todo el cuerpo, esa rigidez de movimientos, ese famoso encogimiento de brazo…

Aprovechando que se está disputando la mejor competición tenística del año, la Copa de Maestros, y vamos a poder deleitarnos con el mejor espectáculo, he pensado en escribir unos consejos para todos aquellos aficionados al tenis que quieren mejorar sus prestaciones.

El MIEDO es una de las emociones más ancestrales que tenemos y debemos vencerlo en muchos casos o tolerarlo en otros si queremos rendir a un nivel de excelencia.

No voy a hablar aquí del DIÁLOGO INTERIOR y de cómo lo trabajo con mis jugadores, pero si os explico una serie de ideas que podéis extrapolar a otros campos y espero os sean útiles en la batalla contra el miedo.

– NO PERSONALICES LOS FALLOS: si cometes un error, acéptalo como parte del juego, no como parte de ti. Intenta que tu mente distinga entre tu y los errores que cometes. Fijaos en la diferencia entre decir “hago doble faltas” y “soy mal sacador”. En la primera afirmación, estoy hablando de mi habilidad de sacar, en el HECHO de sacar. Pero mi autoestima está a salvo porque no hablo de MI. En cambio, en el segundo ejemplo, si me etiqueto como mal sacador estoy atacándome como persona, como un todo. Y os garantizo que la autoconfianza se resentirá rápidamente.

– DISTINGUE ENTRE LAS COSAS QUE PUEDES CONTROLAR, LAS QUE NO Y AQUELLAS SOBRE LAS QUE PUEDES INFLUIR: es muy fácil de decir pero difícil de hacer. El viento, el sol, la relación de amistad con el rival, los botes del campo…todo tiene que ir a un saco bien cerradito y colocado en la entrada del Club donde vais a jugar el partido, muy lejos de vosotros. ¿Podréis?

– NO DES TANTA IMPORTANCIA A LO QUE ESPERAN LOS DEMÁS DE TI: mi consejo más valioso es que juegues para ti, para darte un homenaje, porque te imaginas jugando increíble y tu lo vales. Lo demás no tiene importancia.

– RELATIVIZA LOS ERRORES: muchas veces la mente magnifica las consecuencias de los errores. Teniendo en cuenta que el tenis es un deporte de porcentaje de errores, ¿qué pasa si fallas? ¿A que no es tan grave?

– MANTENTE EN EL AQUÍ-Y-AHORA: es mi consejo favorito. Evitar que tu mente divague entre el pasado (¡qué mal punto he jugado!) y el futuro (¡tengo que cerrar el juego porque sino después me romperá el servicio y me ganará el set!) te dará muchos éxitos.

– ENFÓCATE EN LO QUE QUIERES QUE OCURRA: céntrate en lo que deseas. Si quieres ganar ese partido, ¿por qué piensas en si te vas a poner nervioso, en si no vas a ser capaz…? Piensa en las acciones que has de llevar a cabo y verás el cambio.

SEIS_IDEAS_CONTRA_EL_MIEDO_A_FALLAR (1)

Y ahora a disfrutar de Nadal, Ferrer, Federer y compañía. ¡Suerte a todos ellos!

Rafa-Nadal-Roland-Garros-2013-610x330Sport 10 de junio

“Puede que yo no sea el que trabaje más en el circuito, pero si soy el que mejor aprovecha el tiempo. Mi capacidad de concentración en los entrenamientos es altísima. Los hay que entrenan más, pero no saben a qué se entrenan.”

Hoy amanece el mundo periodístico plagado de elogios superlativos a la gran actuación que nos ofreció durante dos semanas el gran Rafa Nadal. Es cierto que se acaban los adjetivos para definir a este deportista de otro planeta. Decía acertadamente Juan Mónaco en uno de sus twits, que Ferrer era el campeón de los humanos. A Nadal se le reserva un sitio en la estirpe de los privilegiados. Deportistas singulares que llevan sus destrezas a límites insospechados.

No voy a decir “mi reino por un caballo”, pero sí por una charla relajada con Rafa. Y le tuteo a propósito para ver si así se anima.

Mientras espero a que eso ocurra, leo sus declaraciones, que no tienen desperdicio. Y le agradezco, al igual que a otros deportistas, que compartan con nosotros pequeños consejos que le funcionan y que están ahí, flotando en el aire, para que nosotros los apliquemos en nuestro día a día.

Como se puede leer más arriba, en una de sus entrevistas Rafa comenta: “Puede que yo no sea el que trabaje más en el circuito, pero si soy el que mejor aprovecha el tiempo. Mi capacidad de concentración en los entrenamientos es altísima. Los hay que entrenan más, pero no saben a qué se entrenan.”

El de Manacor, con una simplicidad aplastante, nos desvela uno de sus principios más importantes a la hora de entrenar. Él habla de la OPTIMIZACIÓN DEL ENTRENAMIENTO, de la CALIDAD vs. CANTIDAD, de la MENTE COMO GUÍA…

Parece fácil, ¿verdad? ¡Si nos está diciendo que sólo tenemos que estar concentrados!

Rafa nos dice que cuando él entrena no está pensando en lo cansado que está, en si es número 1, en si ha discutido con álguien, en si ese cambio en la técnica que le han propuesto no le gusta… Tiene AUTOMATIZADO el hábito de pisar la pista y ponerse en “MODO TRABAJO”. Y se concentra en lo que tiene que hacer, en lo que realmente importa en ese momento, en el objetivo de cada ejercicio de esa sesión. Todo lo demás no existe.
Si cada día entrena de esa manera, en los partidos su mente funcionará igual. Pensará en lo que realmente importa, en sus objetivos para ese partido, en las cosas que debe hacer para superar al rival, en las dificultades que se puede encontrar y en las posibles soluciones que puede utilizar.

Simple no es fácil.

Haced la prueba. Os propongo que entrenéis vuestro deporte una hora y media totalmente concentrados. Para ello debéis saber en cada momento lo que estáis trabajando, por qué y para qué. Cada vez que vuestros pensamientos se vayan a otro sitio, retenedlos en la memoria y al acabar el entrenamiento apuntadlo en una hoja.
¿Sorprendidos?
La lista posiblemente sea extensa. No es tan fácil.

Acostumbraos a entrenar reduciendo los ítems de la lista paulatinamente y manteniendo la mente activa, creativa, divertida, preparada para superar retos y centrada en el objetivo y veréis como el entrenamiento acabará convirtiéndose en algo excitante y gratificante. Y con esas sensaciones positivas la competición se verá de otra manera, ¿no creéis?

Mientras espero a que Rafa me invite a un café, seguiré perfeccionando mi “modo de trabajo” y elevando mi nivel de concentración. ¿Estáis preparados para coger lápiz y papel?

Ya me contaréis.

¡Y cayó la bomba!

El jueves 15 de noviembre, un día antes de iniciar la final de la CopaDavis 2012,  Feliciano López  declaró a los medios de comunicación cosas como:

ME VEÍA JUGANDO”. “PREGUNTADLE A BERDYCH A QUIEN HUBIERA PREFERIDO TENER DE RIVAL”. “NO ENTIENDO LA DECISIÓN AUNQUE LA ACATO”. “A NIVEL TÉCNICO ES DIFICIL DE ENTENDER”.

Analizando esta situación desde el punto de vista psicológico, sin pretender juzgar a nadie, existen una serie de reflexiones que me gustaría comentar.

El tenis es un DEPORTE INDIVIDUAL. Y no es un detalle baladí. Los jugadores están acostumbrados a sacarse las castañas del fuego, a estar solos ante el peligro, son los ÚNICOS RESPONSABLES de su rendimiento y no pueden apoyarse, esconderse o difuminarse en un grupo. Eso los hace más fuertes pero también más EGOÍSTAS. Y egoístas en el sentido de no entender la noción de GRUPO, sus ventajas, su fuerza, la preponderancia del OBJETIVO COMÚN sobre el individual, etc.

Feliciano es un tanto ingenuo cuando dice: “MIS PALABRAS JAMÁS PERJUDICARON AL EQUIPO PORQUE TODOS SOMOS COMPAÑEROS Y AMIGOS”

Una cosa es ser amigos y llevarse bien fuera de la pista y otra ser un EQUIPO. Un grupo COHESIONADO antepone el objetivo común al individual y a pesar de que el toledano tuviera su propia opinión (es lícita tenerla), ayudaría más adoptar un posicionamiento que no provocase desequilibrios y tensiones. Porque, de todos modos, si al final el grupo no funciona, su propia dinámica llevará a modificarlo o disolverlo para crear uno nuevo más eficaz. Y creedme, ¡las leyes sistémicas son poderosas!

Feliciano, por otro lado, menciona el compañerismo y la amistad entre los componentes del equipo de Copa Davis. De eso no hay duda, pero yo os digo: ¿habéis intentado reunir una vez cada dos meses a vuestros amigos para jugar un partidillo? Os garantizo que tarde o temprano saltarán chispas. Y es normal, porque no dejáis de ser un grupo de amigos, no un EQUIPO.

De nuevo aquí Feliciano tenía la OPORTUNIDAD de actuar como parte integrante y cohesionada del grupo, sin poner en tela de juicio la decisión de su Capitán  -no creo que a Albert Costa o a Emilio Sánchez-Vicario les hubiese gustado sentirse cuestionados cuando asumieron esa tarea años atrás- y apoyar públicamente a un miembro del equipo, Almagro, que necesitaba en esos momentos del apoyo y protección de todos.

Ahora, en una cosa Feliciano López tiene razón, NO PERDIERON LA FINAL POR SUS PALABRAS, ni mucho menos. Estas declaraciones sirvieron para dejarnos ver a todos que no fueron un EQUIPO con mayúsculas y desaprovecharon una oportunidad que se da pocas veces en el tenis de experimentar el placer de TRABAJAR EN EQUIPO, porque a veces … EL TODO ES MUCHO MÁS QUE LA SUMA DE LAS PARTES.