RICHARD PRATT Y SUS HUEVOS CON BACON

Publicado: agosto 29, 2017 en APLICACIÓN AL DEPORTE DESDE OTRAS DISCIPLINAS
Etiquetas:, , , , , ,

Richard Pratt

Richard Pratt fue un magnate australiano fallecido en 2009. Exitoso en sus negocios, también nos dejó grandes frases que resumen muy bien su filosofía de vida y de gestión de grupos humanos. Una de sus frases más célebres y que es muy utilizada para explicar la diferencia entre IMPLICACIÓN y COMPROMISO es la siguiente:

“Aliente a su gente a estar comprometida con su proyecto, en lugar de limitarse a participar en él. En un plato de huevos con bacon, el cerdo está comprometido, mientras que la gallina solo esta implicada.”

Con esta divertida metáfora, Pratt incide en la diferencia entre querer, desear y poner los medios para alcanzar un objetivo (implicación) y realmente estar dispuesto a pagar absolutamente todo el precio que haga falta para conseguirlo (compromiso).

Soy muy fan de esta frase. Y como tal, he reflexionado al respecto y se me han ocurrido una serie de preguntas, debido a mi tendencia a extrapolar las cosas al día a día.

PREGUNTA 1.
¿Vale la pena ser bacon?
Comprometerse, a veces, literalmente, te quita la vida. ¿Es necesario llegar a extremos casi enfermizos para conseguir tu objetivo? En deporte vemos atletas arriesgando sus cuerpos y en negocios vemos emprendedores con problemas de salud… El máximo compromiso que conozco es aquel que hace de tu objetivo tu estilo de vida. ¡Y eso ya es mucho! Cruzar más allá de esa línea quizá ya no sea compromiso sino otra cosa…

PREGUNTA 2.
¿Cómo mira el bacon al huevo?
A ver. Somos humanos. Si tu te comprometes al máximo y tus compañeros no tanto la empresa común tiene pocas posibilidades de triunfar. Lo primero que hay que hacer es marcar el grado en el que todos creen y están dispuestos a invertir. Ese es el requisito de manual para construir equipos áltamente efectivos. ¡Intentadlo!
Pero en mi día a día también he visto grandes cantidades de platos de huevos con bacon que estaban buenísimos. En otras palabras, la combinación funcionaba muy bien. Porque a veces tendrás que trabajar con gente no comprometida, recordando que no puedes exigir compromiso, sino construirlo. Ese es un reto muy bonito. ¿Qué hacer en esos casos? ¿Pista? De seducción y aceptación va la cosa.

PREGUNTA 3.
¿Quién se va a comer los huevos con bacon? ¿Tiene hambre?
No podemos olvidar que formamos parte de un contexto. Antes de comprometernos con algo, debemos mirar alrededor y ver si aquello que estamos a punto de hacer tiene sentido para nosotros. Comprometerse con algo que no es bueno para nuestra salud, que no es generoso con nosotros, que no nos ayuda a mejorar, igual no es la mejor idea. El compromiso sin inteligencia tampoco lleva a buen puerto.

“LA MOTIVACIÓN PARA EMPEZAR, LA IMPLICACIÓN PARA CONSTRUIR Y EL COMPROMISO PARA RENDIR AL MÁXIMO DE TUS POSIBILIDADES”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s