Posts etiquetados ‘contexto’

Richard Pratt

Richard Pratt fue un magnate australiano fallecido en 2009. Exitoso en sus negocios, también nos dejó grandes frases que resumen muy bien su filosofía de vida y de gestión de grupos humanos. Una de sus frases más célebres y que es muy utilizada para explicar la diferencia entre IMPLICACIÓN y COMPROMISO es la siguiente:

“Aliente a su gente a estar comprometida con su proyecto, en lugar de limitarse a participar en él. En un plato de huevos con bacon, el cerdo está comprometido, mientras que la gallina solo esta implicada.”

Con esta divertida metáfora, Pratt incide en la diferencia entre querer, desear y poner los medios para alcanzar un objetivo (implicación) y realmente estar dispuesto a pagar absolutamente todo el precio que haga falta para conseguirlo (compromiso).

Soy muy fan de esta frase. Y como tal, he reflexionado al respecto y se me han ocurrido una serie de preguntas, debido a mi tendencia a extrapolar las cosas al día a día.

PREGUNTA 1.
¿Vale la pena ser bacon?
Comprometerse, a veces, literalmente, te quita la vida. ¿Es necesario llegar a extremos casi enfermizos para conseguir tu objetivo? En deporte vemos atletas arriesgando sus cuerpos y en negocios vemos emprendedores con problemas de salud… El máximo compromiso que conozco es aquel que hace de tu objetivo tu estilo de vida. ¡Y eso ya es mucho! Cruzar más allá de esa línea quizá ya no sea compromiso sino otra cosa…

PREGUNTA 2.
¿Cómo mira el bacon al huevo?
A ver. Somos humanos. Si tu te comprometes al máximo y tus compañeros no tanto la empresa común tiene pocas posibilidades de triunfar. Lo primero que hay que hacer es marcar el grado en el que todos creen y están dispuestos a invertir. Ese es el requisito de manual para construir equipos áltamente efectivos. ¡Intentadlo!
Pero en mi día a día también he visto grandes cantidades de platos de huevos con bacon que estaban buenísimos. En otras palabras, la combinación funcionaba muy bien. Porque a veces tendrás que trabajar con gente no comprometida, recordando que no puedes exigir compromiso, sino construirlo. Ese es un reto muy bonito. ¿Qué hacer en esos casos? ¿Pista? De seducción y aceptación va la cosa.

PREGUNTA 3.
¿Quién se va a comer los huevos con bacon? ¿Tiene hambre?
No podemos olvidar que formamos parte de un contexto. Antes de comprometernos con algo, debemos mirar alrededor y ver si aquello que estamos a punto de hacer tiene sentido para nosotros. Comprometerse con algo que no es bueno para nuestra salud, que no es generoso con nosotros, que no nos ayuda a mejorar, igual no es la mejor idea. El compromiso sin inteligencia tampoco lleva a buen puerto.

“LA MOTIVACIÓN PARA EMPEZAR, LA IMPLICACIÓN PARA CONSTRUIR Y EL COMPROMISO PARA RENDIR AL MÁXIMO DE TUS POSIBILIDADES”

Anuncios

Haier Shooting Stars

Me puse muy contenta al saber que un entrenador al que admiro mucho, Greg Popovich, había decidido contratar a Becky Hammond como parte de su staff. El entrenador decía que la 6 veces WNBA-All Star tenía una gran inteligencia para el baloncesto, ética de trabajo y grandes habilidades interpersonales y que, por tanto, avalaba completamente su fichaje.
El shock vendría después cuando un compañero de profesión de Hammond, Matt Walsh, vertió una serie de comentarios machistas en una de las redes sociales más populares.

¿Por qué?

SUBESTIMACIÓN: podríamos definir la subestimación como el juicio que confiere a un objeto o cualidad un valor inferior a su valor real. He conocido a muchas personas que subestiman todo lo que tiene que ver con ellas y sus cualidades y sobreestiman todo lo que tiene que ver con el exterior, provocándoles ansiedad, baja autoestima, indefensión, bloqueos…
Tan malo es esto como el caso de personas que, como Walsh, sobreestiman todo lo que tiene que ver con ellos y sus cualidades y a la vez subestiman todo lo que tiene que ver con los otros.
En este caso, subestimar el talento y la capacidad de Becky Hammond hasta reducirlo a la ignorancia (“no escucharía a una mujer entrenadora”) es un claro ejemplo de este fenómeno.

CONTEXTO: siempre remarco la importancia del contexto en el que vivimos puesto que no somos seres aislados. Tenemos una mochila repleta de elementos socializadores, que nos dictan nuestra manera de entender el mundo y comportarnos. Si no tenemos CAPACIDAD CRÍTICA para cuestionarnos ciertos impuestos culturales y FLEXIBILIDAD para aceptar el cambio, no daremos entrada a nuevas formas de entender las cosas.
En nuestra cultura occidental hay una norma no escrita que dice que las mujeres no pueden dirigir grupos deportivos masculinos. No es racional. No tiene base científica. Se transmite de padres a hijos. Para cambiarla hacen falta hombres VALIENTES con posición de FUERZA capaces de impulsar el cambio y mujeres PREPARADAS para aceptar el reto. Con estos elementos el cambio se irá tornando NORMALIDAD.

SEXO: “If Becky Hammond is hot of course I would (pretend to) listen to her”.
Tanto a hombres como a mujeres nos encanta el sexo. Para practicarlo hay un MOMENTO, un LUGAR y un CONSENSO. Todo lo demás es disfuncional. Al pan, pan, y al vino, vino.

MIEDO: el miedo es una emoción primaria muy beneficiosa para la especie humana. Nos ayuda a sobrevivir. Se produce cuando PERCIBIMOS una AMENAZA. Por un lado, esta amenaza puede ser real o figurada. Por otro, podemos pensar que tenemos los RECURSOS adecuados para enfrentarnos a ella o no. En función de ello, huiremos (¿Helen Costa al rechazar entrenar un club de fútbol masculino?), nos paralizaremos o lucharemos.
Matt Walsh, con sus declaraciones, lucha de forma agresiva y/o humorística porque PERCIBE UNA AMENAZA en la contratación de Becky Hammond. ¿Qué tipo de amenaza? Eso habría que preguntárselo a él.
Becky Hammond seguramente también tiene miedo, pero decide aceptar el reto y LUCHAR por conseguir tener éxito. CAPACIDADES tiene…

Desde aquí todo mi apoyo