Posts etiquetados ‘inteligencia’

Richard Pratt

Richard Pratt fue un magnate australiano fallecido en 2009. Exitoso en sus negocios, también nos dejó grandes frases que resumen muy bien su filosofía de vida y de gestión de grupos humanos. Una de sus frases más célebres y que es muy utilizada para explicar la diferencia entre IMPLICACIÓN y COMPROMISO es la siguiente:

“Aliente a su gente a estar comprometida con su proyecto, en lugar de limitarse a participar en él. En un plato de huevos con bacon, el cerdo está comprometido, mientras que la gallina solo esta implicada.”

Con esta divertida metáfora, Pratt incide en la diferencia entre querer, desear y poner los medios para alcanzar un objetivo (implicación) y realmente estar dispuesto a pagar absolutamente todo el precio que haga falta para conseguirlo (compromiso).

Soy muy fan de esta frase. Y como tal, he reflexionado al respecto y se me han ocurrido una serie de preguntas, debido a mi tendencia a extrapolar las cosas al día a día.

PREGUNTA 1.
¿Vale la pena ser bacon?
Comprometerse, a veces, literalmente, te quita la vida. ¿Es necesario llegar a extremos casi enfermizos para conseguir tu objetivo? En deporte vemos atletas arriesgando sus cuerpos y en negocios vemos emprendedores con problemas de salud… El máximo compromiso que conozco es aquel que hace de tu objetivo tu estilo de vida. ¡Y eso ya es mucho! Cruzar más allá de esa línea quizá ya no sea compromiso sino otra cosa…

PREGUNTA 2.
¿Cómo mira el bacon al huevo?
A ver. Somos humanos. Si tu te comprometes al máximo y tus compañeros no tanto la empresa común tiene pocas posibilidades de triunfar. Lo primero que hay que hacer es marcar el grado en el que todos creen y están dispuestos a invertir. Ese es el requisito de manual para construir equipos áltamente efectivos. ¡Intentadlo!
Pero en mi día a día también he visto grandes cantidades de platos de huevos con bacon que estaban buenísimos. En otras palabras, la combinación funcionaba muy bien. Porque a veces tendrás que trabajar con gente no comprometida, recordando que no puedes exigir compromiso, sino construirlo. Ese es un reto muy bonito. ¿Qué hacer en esos casos? ¿Pista? De seducción y aceptación va la cosa.

PREGUNTA 3.
¿Quién se va a comer los huevos con bacon? ¿Tiene hambre?
No podemos olvidar que formamos parte de un contexto. Antes de comprometernos con algo, debemos mirar alrededor y ver si aquello que estamos a punto de hacer tiene sentido para nosotros. Comprometerse con algo que no es bueno para nuestra salud, que no es generoso con nosotros, que no nos ayuda a mejorar, igual no es la mejor idea. El compromiso sin inteligencia tampoco lleva a buen puerto.

“LA MOTIVACIÓN PARA EMPEZAR, LA IMPLICACIÓN PARA CONSTRUIR Y EL COMPROMISO PARA RENDIR AL MÁXIMO DE TUS POSIBILIDADES”

Anuncios

EL PLACER DE CORRER TIENE SU LÓGICA

Publicado: febrero 9, 2015 en ATLETISMO
Etiquetas:,

Recojo una pequeña historia que publiqué hace unos meses en Running.es. Espero que ayude a todos esos corredores que están en las fases finales de sus preparaciones para correr una Media o una Maratón.

Saber de dónde venimos ayuda…

correr-en-la-arena-300x142

Cuando corremos todo nuestro cuerpo se pone en MOVIMIENTO. Es esa sensación de desplazarse la que nos encanta. Por algo, desde tiempos inmemoriales, hemos ido inventando artefactos que nos permitieran trasladarnos de un punto a otro con rapidez.

El movimiento está en nuestro ADN. ¿Sabíais que nuestros antepasados idearon una técnica de caza que consistía en perseguir al animal hasta llevarlo a la extenuación? Y lo hacían CORRIENDO.
Luego moverse, correr, forma parte de nosotros.

Pero no solo tenemos ejemplos de nuestros primeros representantes en el mundo. ¿Conocéis a la ascidia? La ascidia es un pequeño animal, nada complejo, que habita en el mar. Cuando es pequeñito, un renacuajo, su único objetivo es desplazarse por entre las corrientes marinas en busca de una roca apetecible donde morar. En esta fase de su desarrollo, este simpático animal, dispone de un diminuto cerebro y sistema nervioso que le ayuda a DESPLAZARSE para encontrar su lugar. Al final, como no puede ser de otra manera, la ascidia encuentra su roca, se ancla a ella y pasa allí, inmóvil, el resto de su vida adulta. Ya no se mueve. Ya no lo necesita.

¿Y por qué os cuento todo esto? Porque durante este tiempo se produce un hecho asombroso. En el momento que la ascidia se ancla a la roca, decide comerse su propio cerebro y sistema nervioso. ¡No lo necesita más!

El cerebro de la ascidia existe para que se de el MOVIMIENTO. Cuando deja de haber movimiento, deja de haber cerebro.

El cerebro humano también existe para que se de el movimiento. Luego ya viene todo lo demás. Así pues, ¿vamos a ir en contra de nuestra propia naturaleza?

MOVERSE es un canto a nuestra historia pasada. CORRER es la perfección del movimiento humano; es un ejercicio de INTELIGENCIA.

Cuando nos quedamos quietos, sedentarios, estamos diciéndole a nuestro cerebro que no lo queremos más, que no lo necesitamos. Es como si nos convirtiéramos en ascidias adultas en busca del postre. ¡No lo permitamos!

Usemos nuestro cerebro para el movimiento y le estaremos dando alimento. Quedémonos en casa, apoltronados en nuestra comodidad diaria y nos haremos cada vez más pequeñitos…por dentro y por fuera.

El Mundo Deportivo

Xavi-Hernandez_54126437035_54115220852_600_290“Aquí en España se tiende a exagerar cuando un jugador tiene más de 30 años. Ahora es cuando mejor me he sentido en mi carrera. Más maduro, mejor físicamente, cuando he aprendido más.”

Aprovecho estas palabras del gran Xavi Hernández para reflexionar sobre la EDAD en el deporte de élite. Como bien dice el propio jugador, en España existe una creencia extendida de que a partir de cierta edad ya no se rinde igual. Ante dicha afirmación, veamos algunos puntos que pueden arrojar luz a tal asunto.

EDAD-MOTIVACIÓN

“A mayor edad, más acomodo y menos motivación”. Esta es una frase recurrente en el mundo de los entrenadores, independientemente de la disciplina a la que se dediquen.

La MOTIVACIÓN es personal e intransferible. NO DEPENDE DE LA EDAD sino de los INTERESES, PASIONES Y NECESIDADES del jugador. Normalmente, si un jugador está en la élite con más de 30 años es porque SE CUIDA FÍSICA Y MENTALMENTE, tiene CLAROS SUS OBJETIVOS y siente un PROFUNDO AMOR por su deporte. ¡Y no hay deportista más fiable que el que reúne estas características!

Dependerá del entrenador el detectar aquellos casos en los que el jugador siga en activo por NECESIDAD ECONÓMICA O PSICOLÓGICA. ¿Y cómo lidiar con estos casos? Lo hablaremos en otro post más adelante.

EDAD-POCA TOLERANCIA AL CAMBIO

“A mayor edad, peor se trabaja con los jugadores, que tienen ideas fijas y no quieren cambiar”. De nuevo otra frase extendida entre los entrenadores… Si un jugador pasados los 30 años sigue rindiendo en la élite es precisamente porque es FLEXIBLE ANTE EL CAMBIO Y SE ADAPTA AL ENTORNO. Imaginad la cantidad de entrenadores que habrá tenido, la cantidad de compañeros con los que ha tratado, los diferentes métodos de entrenamiento y tácticas diferentes… ¡Y todavía sigue en la brecha!

Si que es cierto, por otro lado, que el jugador ha adquirido con los años una serie de HÁBITOS que le han ayudado a llegar a lo más alto. Y como funcionan, SON DIFÍCILES DE CAMBIAR. Es el entrenador el que tiene que tener la inteligencia suficiente para distinguir entre aquellos hábitos de la esfera personal del jugador y aquellos hábitos o formas de hacer nuevas que pueden mejorar su rendimiento. Y una vez hecha la distinción, ser tolerante con las primeras y CONVENCER de las segundas. El jugador es INTELIGENTE; no dudéis de que escogerá lo que le sirva.

EDAD-CONOCIMIENTO EXPERTO

Cualquier entrenador está encantado de trabajar con jugadores con un volumen de experiencia de 10.000 horas o más. En algunos casos, y esto ocurre en otros ámbitos de la vida,  pueden sentirse amenazados e inseguros y adoptar un comportamiento a la defensiva. Es el miedo al jugador veterano.

El entrenador tiene el reto de saber relacionarse correctamente con el jugador para poner al servicio del grupo todo su conocimiento, sin miedo. Su CREDIBILIDAD, al contrario de lo que muchos creen, se verá REFORZADA si sabe mover sus hilos con inteligencia. Y ¡ojo!, eso no quiere decir que el entrenador NO SEPA DE SU DEPORTE; significa QUE SABE DE PSICOLOGÍA.

EDAD-DETERIORO FÍSICO

“A mayor edad, mayor deterioro físico”. Esta afirmación no tiene duda. No se puede hacer nada contra la biología. Y si a eso se le suma el historial de lesiones, no hay más que decir. Pero aunque pueda parecer un contrasentido, de los 30 a los 35 años el deportista se encuentra en su plenitud física y mental. Y son muchos deportistas que así lo manifiestan. El CONOCIMIENTO EXPERTO de su deporte y de su CUERPO, le hacen RENDIR MÁS INTELIGENTEMENTE, compensando alguna pérdida de las condiciones físicas con INTELIGENCIA TÉCNICA, TÁCTICA Y MENTAL.

Es pues, por todos estos factores y otros que no he nombrado, que el contar con jugadores de más de 30 años es un lujo. Esta sociedad actual, donde LA PRISA Y EL RESULTADISMO mandan por encima de todo, afea y pone en duda todo lo que tenga que ver con EXPERIENCIA Y MADUREZ.

Xavi tiene razón. No me extraña que esté viviendo sus mejores años como futbolista. Los que lo hemos experimentado, estamos con él. Un privilegio para ser compartido.

Quizá esa manía de pensar que en un FUTURO PRÓXIMO Xavi ya no se vestirá de corto haga pensar a la gente que ya es PASADO. Disfrutemos de nuestro PRESENTE…con Xavi Hernández.