Posts etiquetados ‘pesimismo’

opti

El optimismo tiene múltiples beneficios. Corren ríos de tinta sobre sus bondades. Todos de alguna manera queremos ser optimistas o al menos rodearnos de gente que lo sea.
Hoy os voy a hablar, sin embargo, de alguna desventaja que viene de la mano del optimismo. Dicha desventaja es el exceso de confianza que muchas veces habréis identificado en la gente optimista y que puede llevar a que tomen decisiones más arriesgadas de lo que deberían o subestimen su parte de responsabilidad en el error provocado por alguna actuación suya.
Seguro que a muchos de nosotros se nos vienen a la mente conductas de nuestros “seres positivos” que se acercan al patrón descrito.

A nivel individual, evitar que estas actuaciones pasen suele ser difícil ya que la persona optimista tiene un sistema de creencias que le lleva a actuar de esta manera. Como son más los beneficios que observa día tras día de su patrón de comportamiento, el arriesgarse de más o el a veces parecer prepotente no le inquieta lo suficiente como para movilizarse y cambiar. De echo, ¡pocas veces se da cuenta de ello!

A nivel empresarial si que se ha intentado domar este exceso de confianza propio de liderazgos optimistas mediante el método PRE MORTEM ideado por Gary Klein. Dicho método consiste en lo siguiente:

  • la organización toma una decisión importante pero aún no la aplica.

  • reúne a individuos expertos sobre dicha temática para trabajar lo siguiente.

  • Contenido reunión: “Imaginaos que ha transcurrido un año. El plan puesto en marcha como lo acordamos. El resultado fue un desastre. Tenéis de 5 a 10 minutos para escribir una breve historia sobre el desastre”.

 

¿Qué beneficios tiene esta técnica?

  • frenar el pensamiento grupal: si un grupo toma una decisión (en especial si proviene del líder), las dudas pueden ser tomadas como deslealtad. ¡Y las dudas son necesarias porque te llevan a posibles escenarios alternativos!

  • impulsar la imaginación: libera a los expertos para que piensen posibles riesgos de la propuesta independientemente que estén a favor o no de ella. Eso o ¡invitar a expertos pesimistas!, que suelen ser muy avispados a la hora de buscar riesgos y problemas.

  • eliminar el exceso de confianza.
  •  

Aplicaciones

 

  • empresa: ya se lleva desarrollando esta técnica desde hace mucho tiempo, ayudando a la toma de decisiones.

  • deporte: sobre todo para los cada vez más extensos staff técnicos, donde el líder (el entrenador) pocas veces es confrontado, me parece una herramienta de gran utilidad.
  •  

La conclusión final es la de siempre. Conoce a las personas con las que trabajas. Dependiendo de sus rasgos de personalidad, de su sistema de valores y creencias, de cómo ven y entienden el mundo, podrán ayudarte a ti o a la organización donde trabajéis. ¿Cómo son? ¿Qué les hace vibrar? ¿Cuáles son sus necesidades?¿Dónde encajan mejor?…

Después ya aplicaremos técnicas y demás…

(*) alguna información proviene del libro “Pensar rápido, pensar despacio” de Daniel Kahneman