PON UNA LIDIA EN TU VIDA: O CÓMO ENSEÑAR VALORES

Publicado: diciembre 16, 2016 en REFLEXIONES DE DEPORTISTAS
img-20161214-wa0001

MEDALLISTAS RIO 2016. C.O.E fuente: Twitter

El miércoles fue un día de mierda. ¡Sí! Porque aunque sea psicóloga también tengo días de mierda. Hasta que vi la foto. ¡Esa misma! Mi mejor amiga, Isabel Sánchez, acudía a un evento del C.O.E. de celebración para los medallistas olímpicos de Río 2016. Y claro, un selfie de los protagonistas subido a las redes sociales no podía faltar. Entre tanto deportista lauread@ – Rafa Nadal, Mireia Belmonte, Joel González- asomaba risueña ella, Lidia Valentín. Así que, como ser amiga tiene ciertas ventajas como “whatsapear” asegurándose contestación, le escribí rauda a Isa pidiéndole una foto con Lidia y que, abusando de su confianza, le hiciera llegar unas palabras. El what’s up no incentiva la creación literaria, así que mi texto fue el siguiente.

– “Hermanaaaaa, porfa, quiero una foto con Lidia Valentín. Y dile que la admiro tantooooo por ganar limpiamente y tener esos peaso de valores” (me ahorro los emoticonos)

Isa, con gran celeridad, he de decir, me envía la foto subida a twitter y me pongo todo digna y le digo que una tiene sus privilegios.

– “Quiero una personalizada y que le digas sobre todo lo importante que es tener referentes limpios como ella. Es muy importante para mi. Nunca se lo podré decir en persona”.

A la hora sucede esto…

img-20161214-wa0002

ISABEL SÁNCHEZ Y LIDIA VALENTÍN Cortesía de las dos

– “Grandeee. ¿Se lo has dicho?” (A mi en realidad lo que me importaba era que le llegara el mensaje).

– “¡Siii! ¡Se ha puesto muy contenta!

De repente, mi día de mierda se convirtió en un día de ESPERANZA, de CREER, de ver que existen deportistas con VALORES más grandes que su corazón. Porque es en esos días donde recibes reveses y decepciones injustas, en esos días donde la palabra INJUSTICIA te sobrevuela y te sientes impotente para cambiar ciertas cosas, es cuando aparece gente como Lídia para hacerte resistir y seguir con fuerza tu camino.

Como ex-deportista profesional me puedo imaginar lo que es entrenarse hasta la extenuación limpiamente sabiendo que las demás puede que no lo hagan. Me puedo imaginar esos momentos de rabia contenida, de clamor contra la injusticia de un sistema que no protege a quienes compiten bajo las normas. Me puedo imaginar el dolor por no ver remunerado económicamente un trabajo mil veces ganado. Me puedo imaginar sus días de mierda.

Por eso la admiro y es tan importante su figura. Porque creo fervientemente que solo LOS VALORES PUEDEN SALVAR EL MUNDO. Un buen valor te ahorra años de deshumanidad.

No sé, Lidia, yo te daba el Premio Princesa de Asturias, el Premio Nobel y el sillón de hierro de Juego de Tronos. Te doy las gracias. Por mis días de mierda y por los otros, la mayoría, que con gente como tu da más gusto vivirlos.

P.D. Hoy Isa me ha reconocido que mi mensaje “whatsapero”no fue reproducido con exactitud de cirujan@. Mi amiga optó más bien por una versión libre tipo “Lidia, que mi amiga te admira mucho”. ¡Pues eso! Aquí te explico el resto. Gracias 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s