EL ARTE ESTÁ EN LA CABEZA

Publicado: abril 15, 2013 en APLICACIÓN AL DEPORTE DESDE OTRAS DISCIPLINAS
Etiquetas:, , ,

Dominical El País 7 abril 2013

images
El toreo, voy a ser sincera, no es santo de mi devoción. Pero mi curiosidad me lleva a acercarme a este mundo de encontradas pasiones, buscando aprender algo. Independientemente de si estoy de acuerdo o no, siempre he pensado que para ponerse delante de un toro hay que tener ciertas habilidades psicológicas. Para que una situación altamente amenazante no te produzca la reacción de huida, que por cierto, está inherente en nuestro ADN desde tiempos inmemoriales, o la parálisis total, hay mucho trabajo detrás y mucho control mental.

Manzanares hijo, uno de los top 10 del toreo -una no lo sabía pero investiga- reconoce con toda la naturalidad del mundo que viaja con su psiquiatra. Y lo dice sin ambages. Se despoja de cualquier prejuicio y trabaja con un profesional que le ayuda a ser mejor en su profesión y en la vida.

Y produce un gran placer escuchar de su boca reflexiones como: “antes afrontaba el compromiso de torear de manera muy diferente, por la tensión que llevaba, por si soplaba o no el viento y por lo que dijeran de mí. Comprendí que era absurdo prestar atención a lo que no depende de ti.”

Maravilloso. Tanto en el mundo del toreo como en la empresa o el deporte, a la hora de afrontar una tarea, tendrás elementos ajenos a ti que pueden dificultar tu actividad. Es tu misión identificarlos y desatenderlos. En el caso de Manzanares, si hace viento, si el sol le deslumbra, si la plaza es la de su ciudad, si el toro se deja o no, son estímulos que debe analizar, trazar una estrategia en los casos que sea relevante y acto seguido desatenderlos. Para no fallar, necesita CENTRARSE EN AQUELLO QUE ES IMPORTANTE DE VERDAD.

Otra frase de gran calado que nos deja Manzanares en la entrevista es la siguiente: “me veo toreando y encuentro muchos defectos, pero desde que me despreocupé de todo eso empecé a SENTIR y lidiar mejor.”

Aquí nos habla del grado de PERFECCIONISMO que se necesita para ser el mejor en su campo. Estudios han analizado este factor y nos demuestran que es una característica común en los deportistas de alto nivel. El problema radica, como bien dice el torero, cuando un exceso de perfeccionismo te bloquea. Tu disposición tiene que ser la de estirar, llegar un poquito más lejos en tu actuación, siempre teniendo en cuenta que el ERROR existe y la ejecución perfecta no. De esta manera podrás disfrutar de lo que haces y no te sentirás siempre insatisfecho, derrotado. TIENDO A en vez de DEBO SER PERFECTO.

Y para acabar os dejo con la idea que más me ha gustado. Manzanares habla de SENTIR. Cuando siente, se encuentra en un estado donde el tiempo se diluye, donde solo existe el presente y los estímulos a los que debe atender. Para llegar a ello, Manzanares dice que ha tardado muchos años. De hecho afirma que sólo lo ha conseguido desde hace cinco años.

DESPREOCUPARSE DE TODO ES OCUPARSE DE LO QUE CUENTA. Y para saber lo que cuenta, necesitamos ser expertos. ¿15.000 horas? ¡Por lo menos!

Anuncios
comentarios
  1. […] estas conductas tienen algo en común: el perfeccionismo. Buscamos las condiciones previas perfectas para realizar la acción deseada. Y si no, con la no […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s